martes, 27 de marzo de 2007

TAITTIRIYAKA UPANISHAD


PRIMER ANUVAKA

¡Hari, Om! Que Mitra nos sea propicio, así como Veruna, Aryaman, Indra, Brihaspati y el todopoderoso Vishnu. Adoración a Brahma! ¡Adoración a ti, oh Vayu (aire)! ¡Tú eres en verdad el invisible Brahma, el único de quien proclamará la gloria! Proclamaré la verdad y el bien. ¡Protégeme! ¡Protege también a mi maestro! ¡Protégeme a mí y a mi maestro! ¡Om! ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz!

SEGUNDO ANUVAKA

¡Om! Expliquemos Siksha, la doctrina de la pronunciación, esto es, la letra, el acento, la cantidad, el esfuerzo (en la formación de las letras), la modulación y la unión de las letras (sandhi). Esta es la enseñanza sobre Sixsha.

TERCER ANUVAKA

¡Que la gloria alcance a ambos (maestro y discípulo)! ¡Que la luz de los Vedas nos ilumine a los dos! Expliquemos ahora los Upanishads (el significado secreto) de la unión de las cinco cabezas, de los mundos, de las luces Celestiales, del conocimiento, de la descendencia y del ser (cuerpo). La gente los llama las grandes uniones. En primer lugar hablemos de la unión de los mundos. La tierra es el primer elemento, el cielo el último y el éter la unión entre ambos.
Esa unión tiene lugar a través de Vayu (el aire). Hasta aquí todo lo que se refiere a los mundos. A continuación lo que se refiere a las luces celestiales. Agni (el fuego) es el primer elemento, Aditya (el sol) el último, y el agua la unión entre ambos. Esta unión tiene lugar a través del relámpago. Hasta aquí todo lo que se refiere a las luces celestiales. Ahora hablemos del conocimiento. El maestro es el primer elemento.
El alumno es el último y el conocimiento la unión entre ambos. Esa unión tiene lugar a través de la recitación de los Vedas. Hasta ahí todo lo que se refiere al conocimiento. Hablemos ahora de la descendencia. La madre es el primer elemento, el padre el último y la descendencia su unión. Esa unión tiene lugar a través de la procreación. Hasta ahí todo lo que se refiere a la descendencia.
Hablemos ahora del Ser (cuerpo). La mandíbula inferior es el primer elemento, la mandíbula superior el último y el habla su unión. Esa unión tiene lugar a través del habla. Hasta ahí todo lo que se refiere al Ser. Estos son los grandes Samhitas. Quien conoce estos Samhitas (uniones) tal como aquí son explicados, halla la unión con su descendencia, ganado, luz védica, alimento y el mundo celestial.

CUARTO ANUVAKA

Que el fuerte toro de los Vedas, aquel que surgió de los Vedas y del Inmortal, me fortalezca con su sabiduría. ¡Oh Dios, elévame hasta la inmortalidad! ¡Fortalece mi cuerpo, endulza mi lengua y agudiza mis oídos! Tú eres el santuario de la sabiduría. ¡Guarda en él todo lo que he aprendido a través de ti!
igual que la felicidad se acerca y distribuye con presteza vestidos, vacas, comida y bebida, así tráeme tú tu ganado, oh Svaha. ¡Que los estudiosos de Brahma vengan a mí, oh Svaha! ¡Que vengan de todas partes, Svaha! ¡Que vengan y disfrute de la Paz!
¡Sea yo glorioso entre los hombres, Svaha! ¡Sea más rico que los ricos! ¡Que pueda entrar en tu reino, pues tú eres m tesoro, Svaha! ¡Tú, tesoro de los tesoros, entra en mí! ¡Tú eres el árbol de mil ramas, en ti hallo la purificación! ¡Como el agua desciende por los valles, como los meses descienden por el año, así, oh preservador del mundo, vengan a mí lo estudiosos de Brahma! Tú eres mi refugio. ¡Ilumíname! ¡Toma posesión de mí!


QUINTO ANUVAKA

Bhu, Bhuvas, Suvas, éstas son las sagradas interjecciones (Viahrypi) Mahakamasya enseñó una cuarta, Maha, que es Brahma, el Ser; los demás (devatas) son sus miembros. Bhu es este mundo, Bhuvas es el firmamento y Suvas e otro mundo.
Mahas es el sol. Todos los mundos son alimentados por él. Bhu es Agni (el fuego), Bhuvas es Vayu (el aire) y Shuva es Aditya (el aire). Mahas es la luna. Todas las luces celestes son alimentadas por la luna. Bhu es los Rik-versos, Bhuvas es los Saman-yersos y Suva los Yagus-versos.
Mahas es Brahma. Así pues, todos los Vedas son alimentados por Brahma. Bhu es Prana (la inspiración), Bhuvas es Apana (expiración) y Suvas Vyana (respiración profunda) Mahas es la comida. Por consiguiente las respiraciones son alimentadas por la comida. Estas son pues las cuatro sagradas interjecciones. Quien las conoce, conoce a Brahma. Ciertamente todos los Devas le ofrecen sacrificios.

SEXTO ANUVAKA

En el corazón está el éter, y en él mora la Persona (purusha), que consiste en mente, cuerpo y espíritu. Entre los dos paladares se halla la úvula, que es el punto que conduce a Indra (el señor). Allí donde se divide la raíz del cabello, él abre los dos lados de la cabeza, y diciendo Bhu, entra en Agni (el fuego); diciendo Bhuvas, entra en Vayu (el aire).
Y diciendo Suvas entra en Aditya (el sol); diciendo Mahas, entra en Brahma. Allí el hombre obtiene la conciencia del Señor. Allí se convierte en señor de la mente, señor del habla, señor de la acción, señor del oído, señor del Conocimiento, y aún mucho más que esto. Allí reside Brahma, cuyo cuerpo es éter y cuya naturaleza es verdadera. Allí está el Supremo, regocijándose en los sentidos (Prana), deleitándose en la mente, en paz perfecta, pues él es el inmortal. ¡Adórale así, oh Prakinayogya!

SEPTIMO ANUVAKA

La tierra, el cielo, el firmamento, los cuatro puntos cardinales y los cuatro puntos intermedios, Agni (el fuego), Vayu (el aire) Aditya (el Sol), Kandramas (la Luna) y las estrellas, el agua, las hierbas, los árboles, el éter, el Ser universal: todo esto se refiere a los objetos materiales. Ahora hablemos del Ser (el cuerpo). Estos son sus componentes: Prana (inspiración), Apana (respiración hacia abajo), Vyana (aliento profundo), Udana (respiración hacia el exterior), Samana (respiración hacia el interior) el ojo, el oído, la mente, el habla y el tacto, la piel, la carne: los músculos, los cuerpos, y la médula. Habiendo habitado en éstos (la división de los mundos en cinco partes: los dioses, los seres, las respiraciones, los sentidos y elementos del cuerpo), un Rishi dijo: "Todo lo que existe es divisible en cinco partes". Mediante una división en cinco partes (que hacen referencia al cuerpo), él completa las otras series de cinco.

OCTAVO ANUVAKA

Om significa Brahma.
Om significa todo esto.
Om significa obediencia. Cuando se les ha dicho: "Om habla", ellos hablan.
Después de Om cantan Samans.
Después de Om recitan himnos.
Después de Om el Adhvaryu da la respuesta.
Después de Om el sacerdote de Brahma da las órdenes.
Después de Om el sacrificador permite que se realice e Agnihotra.
Cuando un brahmín va empezar su discurso dice:
"Om, obtenga yo Brahma". De este modo obtiene 1a sabiduría védica.


NOVENO ANUVAKA

¿Qué es lo necesario? El Bien y el aprendizaje y práctica de los Vedas. La verdad y el aprendizaje y práctica de los Vedas. Las austeridades y aprendizaje y práctica de los Vedas. La tranquilidad y el aprendizaje y práctica de los Vedas. Lo fuegos para ser consagrados y el aprendizaje y práctica de lo Vedas. El Agnihotra (sacrificio del fuego) y el aprendizaje y práctica de los Vedas. La hospitalidad y el aprendizaje y práctica de los Vedas. Los deberes del hombre y el aprendizaje y práctica de los Vedas. Enseñar a los hijos y el aprendizaje y práctica de los Vedas. El matrimonio y el aprendizaje y práctica de los Vedas. Satyavakas Rathitara cree que sólo la verdad es necesaria Taponitya Paurasisliti cree que sólo las austeridades son necesarias. Naka Maudga1ya cree que sólo el aprendizaje y práctica de los Vedas son necesarios, pues esto son las austeridades, la verdaderas austeridades.

DECIMO ANUVAKA

Yo soy el que agita el árbol (el árbol del mundo que tiene que ser cortado por el Conocimiento).
Mi gloria es como la cima de una montaña.
Yo soy la luz pura del Conocimiento que se ha elevado en los cielos; yo soy el verdadero, el inmortal, aquel que reside en el sol.
Yo soy el tesoro más brillante.
Yo soy el sabio, el eterno, el imperecedero.
Esta es la enseñanza de los Vedas, transmitida por el poeta Trisanku.

UNDECIMO ANUVAKA

Después de haber enseñado los Vedas el Maestro instruye así al Numno: "¡Di siempre la verdad! ¡Cumple con tu deber! ¡No seas negligente en el estudio de los Vedas! Después de haber ofrecido a tu maestro su propia recompensa, no cortes la línea de tu descendencia. ¡No te apartes de la verdad! ¡No te apartes de tu deber! ¡No seas negligente en lo que es útil! ¡No seas negligente en la grandeza! ¡No seas negligente en el aprendizaje y enseñanza de los Vedas!
"¡No seas negligente en las acciones que se deben a los Dioses y a los Padres! ¡Que tu madre sea como una diosa para ti! ¡Que tu padre sea también un dios para ti! ¡Que tu maestro sea otro dios! ¡Que tu huésped sea también como un dios! Las buenas acciones deben ser seguidas, no otras; pues nada más nos llevará a la liberación.
"Hay brahmínes mejores que nosotros. Deben ser atendidos por ti dándoles un asiento. Lo que les des dáselo con fe, o más aún, con alegría, modestia y gentileza. Si hubiera alguna duda en tu mente con respecto a algún acto sagrado o a conducta, compórtate como un brahmín que posee recto juicio.
"Dedícate al estudio pero no seas demasiado severo. Mantén siempre tu mente sujeta. Esta es la verdadera enseñanza (Upanishad). Este es el mandato. Esto es lo que deberías observar."

DUODECIMO ANUVAKA

¡Que Mitra nos sea propicio, y Varuna, Aryaman, Indra, Brihaspati y el todopoderoso Vishnu! ¡Adoración a Brahma! ¡Adoración a ti, oh Vayu! ¡Tú eres en verdad el invisible Brahma! De tí proclamo tu gloria como el visible Brahma. Proclamo la verdad y el bien, pues tú me has protegido. Tú has protegido a mi maestro. Sí, tú me has protegido y has protegido a mi maestro. ¡Paz! ¡Paz!



¡Hari, Om! ¡Que Brahma nos proteja a ambos (maestro y discípulo)! ¡Que El nos dé el gozo a ambos! ¡Adquiramos fuerza juntos! ¡Ilumine El nuestro Conocimiento! ¡Que nunca surjan disputas entre nosotros! ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz!


PRIMER ANUVAKA

Quien conoce a Brahma alcanza lo supremo. El siguiente verso así lo recuerda: "Quien conoce a Brahma, que es lo consciente, que no tiene fin, que está oculto en lo profundo, en el corazón, en el éter más elevado, que goza de todas las bendiciones, se hace uno con el omnisciente Brahma." De ese Ser surgió el éter, del éter el aire, del aire el fuego, del fuego el agua, del agua la tierra; de la tierra las hierbas, de las hierbas la comida, de la comida la semilla y de la semilla el hombre. Por consiguiente, el hombre consiste en la esencia de la comida. Sobre esto existe el Sloka siguiente:

SEGUNDO ANUVAKA

"De la materia surgen en todas las criaturas que habitan en la tierra. Todas viven de la materia y al final a ella retornan. Así, pues, la materia es el más viejo de todos los seres, por lo cual se le llama la panacea." Aquellos que adoran a la materia como Brahma obtienen toda la comida, pues la comida o la materia es lo más antiguo de todos los seres. De la materia son producidas todas las criaturas y por la materia, cuando nacen, pueden crecer y desarrollarse. La materia alimenta a todos los seres, por lo cual también se le llama comida o alimento. Distinto de la materia es el Ser interior, que consiste en el aliento. La materia está llenada por él y tiene la forma del hombre. Prana es su cabeza (la respiración superior), Vyana (la respiración inferior) es su brazo derecho, Apana (la respiración profunda) es su brazo izquierdo, el éter es su tronco y la tierra su pedestal. Sobre esto existe el Sloka siguiente:

TERCER ANUVAKA

"El aliento es la vida de todos los seres, y por consiguiente es llamado Sarvayusha. Aquellos que adoran el aliento como Brahma, obtienen la vida completa, pues el aliento da vida a todos los seres, por lo cual es llamado Sarvayusha." El Ser que mora en la respiración es el mismo que está en el alimento. Distinto a aquel que existe en el aliento es el Ser interior, que existe en la mente. El primero es llenado por éste y tiene asimismo la forma de hombre. Como la forma humana del primero es la forma humana del segundo. Yagus es su cabeza, Rik su brazo derecho y Sama su brazo izquierdo La doctrina es su tronco y los himnos atárvicos, sus extremidades. Sobre esto existe un famoso verso:

CUARTO ANUVAKA

"Quien conoce a Brahma, cuya dicha ni el habla ni la mente podrán nunca alcanzar, nada tiene que temer." El Ser personificado de éste (que consiste en la mente) es el mismo que el anterior (que consiste en el aliento). Distinto de éste, que consiste en la mente, es el Ser interior, que consiste en la comprensión. El primero es contenido por éste. Tiene también la forma de hombre. Como la forma humana del primero es la forma humana del segundo. La fe es su cabeza, el bien su brazo derecho, la verdad su brazo izquierdo, la contemplación el tronco y la grandeza su pedestal. Sobre esto existen los versos siguientes:

QUINTO ANUVAKA

"La comprensión hace posible el sacrificio y todos los actos sagrados. Todos los Devas adoran la comprensión corno la cualidad más antigua de Brahma. Si un hombre conoce la perfección de Brahma y no se aparta de ella, se libera de todos los males y realiza todos sus deseos." El Ser personificado de éste (que consiste en la comprensión) es el mismo que el anterior (que consiste en la mente). Distinto de éste, la comprensión es el otro Ser interior, que consiste en la dicha, El primero es contenido por éste. Tiene también la forma de hombre. Como la forma humana del primero es la forma humana del segundo. La alegría es su cabeza, la satisfacción humana su brazo derecho, la satisfacción divina su brazo izquierdo, la dicha el tronco y Brahma su trono. Sobre esto existen los siguientes versos:

SEXTO ANUVAKA

"Quien conoce a Brahma como lo no-existente, se convierte él mismo en no-existente. Quien conoce a Brahma como existente, se conoce a sí mismo como existente." El Ser personificado de éste (la dicha) es el mismo que el anterior, En este punto el discípulo se hace estas preguntas: " ¿Acaso alcanza ese mundo aquel que ha muerto sin conocer? ¿0 por ventura alcanza ese mundo aquel que ha muerto conociendo?" Esta es la respuesta. Brahma tuvo un deseo: quiso multiplicarse y crecer. Así fue como de su propio Ser creó todo lo que existe. Cuando lo hubo manifestado todo, entró en su Ser interior, convirtiéndose en Sat (lo manifiesto) y Tyat (lo inmanifiesto), lo definido y lo indefido, lo que tiene conocimiento y lo que no tiene conocimiento (como las piedras), lo real y lo irreal. Sattya (la verdad) se convirtió en todo eso, por lo cual los sabios llaman a Brahma Sat-tya (la verdad). Sobre esto hay unos versos:

SEPTIMO ANUVAKA

"En el principio era lo no-existente (todavía no definido por la forma y e nombre). De él nació lo que existe. Brahma formó su propio Ser, por lo cual se le llama 'el que se creó a sí mismo'." Lo que es autocreado tiene un sabor (puede ser gustado), pues sólo percibiendo el sabor se puede gozar del placer. ¿Quién podría respirar si la dicha (Brahma) no existiera en el éter? El sólo es la causa de la dicha. Cuando el Ser se halla libre del miedo y descansa en lo invisible, incorpóreo e indefinido, obtiene perenne serenidad. Pero si hace la más mínima distinción entre su ser y el Ser universal, el miedo se apodera de él. Sin embargo, el miedo sólo existe en aquellos que se creen sabios (no en los verdaderos sabios). Sobre esto hay unos versos:

OCTAVO ANUVAKA

"Del terror de él (Brahma), sopla el viento y surge el sol; del terror de él surge Agni e Indra." He aquí una explicación de lo que es la Dicha (Ananda): Un joven noble, bien instruido en los Vedas, sabio, firme y fuerte, con todas las riquezas de este mundo a su disposición, equivale a una medida de la dicha humana. Cien veces esa dicha humana es una medida de la dicha de los Gandharvas humanos (genios), y también de un gran sabio libre de todos los deseos. Cien veces la dicha de los Gandharvas divinos es una medida de la dicha de los Patriarcas, y también de un gran sabio libre de deseos. Cien veces la dicha de los Patriarcas es una medida de la dicha de los Devas, nacidos en el cielo (por el mérito de sus justas acciones) y también de un gran sabio libre de sus deseos. Cien veces la dicha de los Devas, nacidos en el cielo, es una medida de la dicha de los Devas de los sacrificios, que se convierten en Devas por el mérito de sus sacrificios, y también de un gran sabio libre de deseos. Cien veces la dicha de los Devas del sacrificio es una medida de la dicha de los treinta y tres Devas, y también de un gran sabio libre de deseos. Cien veces la dicha de los treinta y tres Devas es una medida de la dicha de Indra, y también de un gran sabio libre de deseos. Cien veces la dicha de Indra es una medida de la dicha de Brihaspati, y también de un gran sabio libre de deseos. Cien veces la dicha de Brihaspati es una medida de la dicha de Pragapati, y también de un gran sabio libre de deseos. Cien veces la dicha de Pragapati es una medida de la dicha de Brahma, y también de un gran sabio libre de deseos. Quien es esto (Brahma) en el hombre, y quien es eso (Brahma) en el sol, son uno y lo mismo. Quien conoce esto cuando abandona este mundo, alcanza y comprende el Ser, que consiste en alimento, aliento, mente, comprensión y dicha. Sobre esto hay unos versos:


NOVENO ANUVAKA

"Quien conoce la dicha de Brahma, de donde procede el habla y la mente, no tiene nada que temer en este mundo mortal." En verdad no conoce sufrimiento alguno causado por los pensamientos: ¿por qué no hice lo que era bueno o por qué no hice lo que era malo? Quien supera lo bueno y lo malo, alcanza la liberación. Esto es el Upanishad.


TERCER VALLI (0 EL CAPITULO DE BHRIGU)

¡Hari, Om! ¡Que Brahma nos proteja! ¡Que ambos alcancemos la dicha y adquiramos la fuerza de la sabiduría! ¡Que nuestro Conocimiento resplandezca! ¡Que entre nosotros nunca surja la discrepancia! ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz!

PRIMER ANUVAKA

Bhrigu Varuni fue a su padre Varuna y le dijo: "Señor, muéstrame a Brahma". Aquél le dijo: "El alimento el aliento, el Ojo, el oído, la mente y el habla son Brahma". Después prosiguió: "Aquello de donde surgen todos los seres, aquello por lo cual, cuando nacen, viven, aquello en lo cual entran cuando mueren eso es Brahma. Trata de conocerlo". Varuni hizo penitencia. Tras lo cual...

SEGUNDO ANUVAKA

Conoció que el alimento es Brahma pues del alimento surgen todos los seres; por el alimento los seres viven al nacer, en el alimento entran al morir. Conociendo esto, se acercó de nuevo a su padre Varuna y le dijo: "Señor, muéstrame a Brahma. Aquél le dijo: "Trata de hacer penitencia, pues la penitencia es (el medio de conocer a) Brahma". Brigu Varuni hizo penitencia. Sometiendo su cuerpo a las austeridades...

TERCER ANUVAKA

Supo que el aliento es Brahma, pues del aliento surgen todas las cosas; por el aliento, al nacer, viven y en el aliento entran al morir. Conociendo esto fue de nuevo a su padre Varuna y le dijo: "Señor, enséñame a Brahma. Aquél le dijo: "Trata de conocer a Brahma haciendo penitencia, pues la penitencia es (el medio de conocer a) Brahma". Bhrigu Varuni hizo penitencia. Tras lo cual...

CUARTO ANUVAKA

Conoció que la mente (manas) es Brahma, pues de la mente nacen los seres; por la mente, al nacer, viven, y en la mente entran al morir. Conociendo esto, fue de nuevo a su padre Varuna y le dijo: "Señor, muéstrame a Brahma". Aquél le respondió: "Trata de conocer a Brahma haciendo penitencia, pues la penitencia es (el medio de conocer a) Brahma". De este modo, haciendo penitencia...

QUINTO ANUVAKA

Conoció que la comprensión (vigñana) es Brahma, pues de la comprensión nacen los seres; por la comprensión, cuando nacen, viven y en la comprensión entran cuando mueren. Conociendo esto, fue de nuevo a su padre Varuna y le dijo: "Señor, enséñame a Brahma". Aquél le respondió: "Trata de conocer a Brahma haciendo penitencia, pues la penitencia es (el medio de conocer a) Brahma". Así lo hizo, y después de hacer penitencia...

SEXTO ANUVAKA

Conoció la dicha de Brahma, pues de la dicha nacen los seres; por la dicha cuando nacen, viven, y en la dicha entran cuando mueren. Este es el Conocimiento de Bhrigu y Varuna, glorificado en el cielo más elevado. Quien conoce esto obtiene la glorificación de su ser, colmándose de alimento, salud, ganado y descendencia; en verdad, grande es su fama, pues en él florece el Conocimiento de Brahma.

SEPTIMO ANUVAKA

Que nunca se abuse de la comida, esa es la regla. El aliento es la verdadera comida del cuerpo, pues el cuerpo descansa en el aliento y el aliento descansa en el cuerpo. En verdad el verdadero alimento es el que descansa en el alimento mismo. Quien conoce el alimento que descansa en el alimento, obtiene la glorificación de su ser, haciéndose rico en alimento, salud, ganado y descendencia; en verdad grande es su fama, pues en él florece el conocimiento de Brahma.

OCTAVO ANUVAKA

Da siempre hospitalidad al extranjero, esa es la regla. Por consiguiente, un hombre debe disponer siempre de comida para aquellos que llaman a sus puertas. Si ofrece comida en abundancia, así le será ofrecido a él. Si en cambio ofrece poca comida, con esa medida le será ofrecido a él.
Quien conoce esto, reconoce a Brahma en todas las acciones; en verdad le reconoce en el habla y en el respirar, en las acciones de las manos y en el caminar de los pies, así como en el evacuar del ano. Estas son las manifestaciones humanas de Brahma. A éstas siguen las manifestaciones de Brahma en los Devas, tales como el poder de la lluvia o el relámpago.
La gloria en el ganado y la luz en las estrellas, la procreación, la inmortalidad y el todo en el éter. Quien le adora como el sostén de todo, así será él sostenido. Adórale como la grandeza y serás grande.
Adórale como la adoración, y todos los deseos se inclinarán a ti en adoración. Adórale como Brahma y obtendrás la esencia de Brahma. En verdad quien le adora como la fuente de todos los dioses, verá perecer a todos sus enemigos. Quien es eso (Brahma) en el hombre y quien es eso (Brahma) en el sol, son uno y lo mismo.
Quien conoce eso al abandonar este mundo después de haber alcanzado y comprendido al Ser que consiste en el alimento tomado por el aliento, la mente, la comprensión y la dicha entra y toma posesión de los tres mundos, donde obtiene tanto alimento como le place y asume las formas que desea; en verdad su cuerpo reposa y su alma canta este Saman (de Brahma): " ¡Havu, havu, havu! "Yo soy el alimento, yo soy el alimento, yo soy el alimento! ¡Yo soy el que come el alimento, yo soy el que come el alimento, yo soy el que come el alimento! ¡Yo soy el poeta, yo soy el poeta, yo soy el poeta! Yo soy el primogénito del Bien. Antes de los Devas estaba en el centro de todo lo inmortal. A quien revela mi Ser, a él sustento, mas a quien sólo vive de comida a él yo como como alimento. "Estoy más allá de los mundos en forma de luz dorada. Quien esto conoce, obtiene la liberación." Este es el Upanishad.